Cómo vivimos: radiografía de barrios en altura

Inciti | Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales Pontificia Universidad Católica de Chile

Esta primera entrega del reporte “Cómo vivimos” tiene por fin presentar un conjunto de indicadores clavepara conocer las características de la vivienda y entorno de distintos barrios en altura de la ciudad, poniendo en evidencia la calidad urbana de cada sector en términos de sus atractivos y carencias. La altura y densidad de los edificios, la cantidad de personas con que se comparte un ascensor, la calidad de las veredas y árboles en las calles, la distancia a estaciones de metro y las características de las obras futuras son algunos de los indicadores que permiten comparar los distintos barrios considerados en el estudio, de los cuales presentamos ahora dos: La Florida Central y La Dehesa Central.

Comunidad: Personas por Edificio | Vecinos por Ascensor | Puertas por Piso

Ingreso Familiar: Residentes en el Barrio | Compradores | Arrendatarios

Precios: Dividendo Mensual Compra Nuevo | Arriendo Mensual

Calidad Urbana: Cobertura Vegetal | Veredas en Buen Estado

Equipamiento: M2 por Habitante de Plazas, Clubes y Colegios

El análisis de correlación entre los indicadores y el precio promedio de venta y arriendo en cada uno de los ocho barrios incluidos en esta primera entrega de “Como Vivimos” muestra que: 

  • La gente se fija mucho en el tamaño y programa del departamento: en el caso de la compra con correlaciones de 0,80 con la superficie y 0,91 con la cantidad de camas, mostrando más flexibilidad en el arriendo con correlaciones de 0,74 y 0,56 para el tamaño y la cantidad de camas respectivamente.
  • La cantidad de habitantes que tendrá el edificio y los vecinos por piso no son tan relevantes al momento de la elección: Las correlaciones son débiles en el caso de la compra con -0,35 para la densidad del edificio y -0,13 para los vecinos del piso, probablemente porque la gran mayoría de las compras se hacen cuando el edificio está en construcción y no hay forma de saber cómo serán estos indicadores. Esto se verifica cuando observamos correlaciones negativas más altas en el caso del arriendo, pasando a -0,39 y -0,18 para densidad del edificio y vecinos por piso. 
  • Los barrios están altamente segregados: El ingreso promedio del barrio y el precio de los departamentos tienen una correlación de 0,91. 
  • La cantidad de árboles y plazas inciden fuertemente en el precio: Entre los indicadores de calidad del barrio, las correlaciones más altas corresponden a cobertura vegetal y áreas verdes. Para el caso del precio de venta, las correlaciones son de 0,82 para arbolado y 0,90 para plazas, en tanto en el arriendo esta relación sube a 0,90 y 0,91 respectivamente. El verde, tan ausente en tantos barrios de la ciudad, es uno de los atributos más valorados al momento de comprar o arrendar. 

Más sobre este estudio en:

Reportaje completo El Mercurio aquí.

Descarga el documento aquí.